Blockchain en Medicina

Blockchain, el futuro de la Medicina

Aunque no seas un experto tecnócrata habrás oído hablar de Blockchain, la tecnología de moda más mencionada el último año. Este revelador sistema para intercambiar información puede aplicarse a campos del conocimiento muy diversos. La Medicina, como no, es uno de ellos.

¿En qué consiste el Blockchain?

Es una base de datos descentralizada y globalizada donde se registran transacciones que no pueden modificarse. Estas están codificadas mediante métodos criptográficos y se almacenan en servidores (nodos). Los nodos pertenecen a la red y están situados en cualquier parte del mundo. Es como un libro de contabilidad que muestra  las transferencias de información realizadas y los datos subidos con fecha y hora exactas. A Blockchain, una especie de auditor digital, no puedes engañarlo.

Con un ejemplo podría entenderse mejor cómo funciona. Un usuario A quiere enviar un documento de vital importancia a un usuario B, pero antes, esta transacción se representa como un bloque en la red de Blockchain. Ese bloque se transmite a miles de nodos que certifican que esa transacción es válida. En ese momento, el bloque se añade a la cadena y se registra de  modo que es inmodificable. Después, el usuario B recibe el documento del usuario A.

La huella, una clave en la seguridad

Cada bloque creado tiene 3 partes: el primero es la información que se quiere transmitir, el segundo es la huella del bloque y el tercero es la huella del bloque anterior. La propia huella del bloque es un cifrado alfanumérico, único e inmodificable, que identifica el contenido. Esta huella detectaría un intento de edición del bloque. Si la huella cambia es indicio de que ese bloque ya no es el mismo que al principio, por lo tanto, ya no es el original.

La huella del bloque anterior es lo que genera la estructura de bloques y hace  el procedimiento seguro. El primer bloque recibe el nombre de “génesis”, ya que no dispone de una huella anterior por ser el original, pero sí la tienen todos los demás bloques. Un intento de modificación de alguna de las huellas cambiaría la huella anterior y modificaría la cadena entera invalidándola.

Para asegurarse de que este procedimiento no puede adulterarse  las huellas de las cadenas, Blockchain tiene una “prueba de trabajo”. Esta se basa en retrasar la creación del nuevo bloque; es decir, antes de crear un nuevo bloque, los miembros de la red auditarían toda la cadena de bloques original. Si detecta una modificación, el bloque no se llega a formar.

Información inalterable

Blockchain no utiliza un servidor único. En su lugar, los propios usuarios de la red garantizan la seguridad de la cadena de bloques mediante sus servidores. Estos servidores se llaman nodos y se encargan de verificar cada uno de los bloques que se crean; para mantener la información inalterable, tiene que haber un consenso entre ellos.

Vale… te convence la idea de sumarte a la última revolución tecnológica, ¿cómo lo haces? Es muy sencillo, solo tienes que buscar una plataforma que ofrezca el servicio de Blockchain, descargar el software que te indiquen y pagar por el servicio cada vez que quieras usarlo.

Blockchain en Medicina

Esta tecnología puede emplearse para muchas cosas: transacciones bancarias sin intermediarios, certificación de derechos de autor en obras literarias, agilización de burocracia, elecciones y en la Medicina.

¿Imaginas un mundo lleno de hospitales o centros de salud que pudieran compartir datos con sus pacientes sin importar dónde estén? Con un sistema de autoría como Blockchain se podría intercambiar información médica relevante desde cualquier rincón del mundo. Las alergias de un paciente, sus antecedentes, sus análisis clínicos, sus tratamientos… Toda su información médica estaría disponible para su médico con un solo clic.

Con Blockchain,salud y tecnología se dan la mano en un sistema para facilitar el intercambio de informes entre médicos o entre médico y paciente. La confidencialidad del historial médico estará asegurada, algo que, ahora se gestiona de un modo rudimentario. Pero esta tecnología no solo es aplicable al historial del paciente; Blockchain permitirá la transferencia de datos disponibles en los dispositivos wearables con total seguridad.

La industria sanitaria se transforma poco a poco y las leyes cada vez son más estrictas en materia de protección de datos. Prueba de ellos son la HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act) y la GDPR (General Data Protection Regulation) que regulan con una atención especial la transferencia de datos sensibles. Con estas políticas se pretende salvaguardar la atención al paciente y se consigue, pero muchas organizaciones de atención sanitaria siguen viendo una debilidad en el intercambio de información que Blockchain puede solucionar.

La Medicina personalizada cobra fuerza

MedLab Media Group (MMG), la start-up española que ofrece soluciones tecnológicas al médico del futuro, ha integrado Blockchain en sus productos. El objetivo: ofrecer la mayor transparencia y seguridad en sus servicios a los médicos de cualquier rincón del mundo. Con esta tecnología, médicos y pacientes verifican los datos relacionados con la salud mediante identidades digitales imposibles de manipular.

“Blockchain revolucionará el sector sanitario y supondrá un punto y aparte en el  intercambio de información. Las comunicaciones entre el médico y el paciente serán seguras, fáciles y directas. Blockchain lo cambia todo”, explicó Oleg Vorontsov, director ejecutivo de MedLab Media Group.

Esta tecnología es descentralizada, la información que se intercambia es imposible de modificar y existe cierto anonimato entre todos los agentes implicados. Las transacciones están vinculadas a una persona, pero no se revela su identidad nunca. Esta relación de confianza hace que no sea necesario un tercero que verifique la transacción.

Pero ¿cómo funcionaría Blockchain en el sector salud? Un médico podría llevar a cabo un listado de registros con todos los datos sanitarios del paciente. El primer paso es crear un historial clínico; luego, se genera una firma digital que asegura la autenticidad del documento y se encripta. En todo momento, el paciente puede saber quién accede a sus datos y, desde luego, si estos se modifican en algún momento de la cadena.

Precisión en Medicina

Esta tecnología ofrece ventajas para la investigación al permitir seguir datos personalizados de los pacientes en tiempo. La Medicina podría llegar a ser más precisa y dispondría de una gran cantidad de datos válidos para estudios al recoger pacientes de distintos ámbitos.

“Blockchain ha venido a revolucionar el mundo de los negocios. Desde principios del segundo milenio, la falta de confianza en los sistemas de transacciones ha propiciado la aparición de los sistemas de securización de transacciones. Con estas nuevas tecnologías, por fin, disponemos de la posibilidad de crear registros inmutables y permanentes”, Daniel Gimeno, arquitecto web de MedLab Media Group.

Blockchain ofrece la posibilidad de compartir millones de datos de salud e involucrar a distintos agentes relacionados con esta: fundaciones, investigadores, médicos, pacientes… Todos ellos están unidos por un mismo interés: almacenar y compartir información sensible para prevenir enfermedades, diagnosticarlas, tratarlas, investigarlas y hacer de la Medicina una ciencia solo de datos.

Tal y como explicó Gimeno, cualquier proceso que requiera registrar información sensible y certificar su inmutabilidad podría usar Blockchain. A partir de ahí, las posibilidades son muy amplias, incluso en el campo de la salud. El arquitecto web de MMG aseguró que la manera de salvaguardar historiales clínicos, la posibilidad de recetar medicamentos desde un extremo del mundo al otro sin intermediarios son los primeros servicios de esta tecnología. “Firmas de documentos, patentes de fármacos, derechos de autor, todo lo que sea susceptible de registrar y almacenar en un documento con garantía tiene un denominador común y es: Blockchain”, concluyó.

Autenticidad basada en el algoritmo

“La principal propiedad de la distribución y replicación de la información a través de miles de nodos en todo el mundo hace que virtualmente sea imposible alterar la información.  El mundo financiero fue el primero que se apoyó en Blockchain para crear las criptomonedas, pero Blockchain es más que eso”, señaló el arquitecto web de MMG.

Los medios tecnológicos disponibles en la actualidad no pueden romper los algoritmos que garantizan la autenticidad de los datos. Para saber lo que pasará mañana, la evolución de la velocidad de cálculo de los ordenadores, por ejemplo, los ordenadores cuánticos, decidirá si Blockchain seguirá siendo siempre igual de indestructible.